Oxenfree, el elige tu aventura de Los Goonies en plan terror preciosista.

Oxenfree es un juego de aventura desarrollado por el joven estudio americano: Night School Studio (2014), el cual fue además su debut. El juego fue lanzado a principios de 2016, y su adaptación cinematográfica está prevista a manos de Skybound Entertainment.

En Oxenfree la interactividad queda muy diluida. Pese a que dependiendo de las acciones que vayas tomando, las relaciones y devenires posteriores al desenlace del juego entre los cinco protagonistas serán de distintas formas, la ausencia de puzzles o retos, y la acotación de la interactividad a mover los personajes y elegir el bocadillo de texto de los tres disponibles en cada momento, hacen de este juego un libro de elige tu aventura con un delicado y bonito toque artístico.

Lo que ha hecho un hueco especial a este juego en mi estantería mental ha sido además de su bonito y particular grafismo y banda sonora, su historia y la dinámica de juego que utiliza para desarrollarla. Las conversaciones entre los personajes no se paran por ti, por lo que tienes un tiempo limitado para elegir lo que quieras que tu personaje diga, ya que si estás lento no dirás nada y la trama se seguirá desarrollando con un personaje protagonista algo tímido.

Resultado de imagen de oxenfree

No estamos hablando de una aventura en tiempo real como aquel mítico Darkseed, que hacía sentir más estrés que una refriega al Quake2 en LAN. Tampoco se le puede llamar aventura gráfica, al menos no si nos referimos a la clásica definición de point and click. Pero si que hace honor a la palabra aventura, ya no solo como genero de videojuegos, sino como concepto más global, hijodeputa más. Se nos han caído los Goonies en un libro de terror adolescente, pero no en uno de esos protagonizados por vampiros y hombres lobo guapetones, sino en uno escrito y representado con mucho estilo.

La historia es buena, o al menos a mi me lo parece. No es un juego largo pero tampoco excesivamente corto, y no me he quedado atrancado en ningún punto, cuestión por otro lado que sería complicada dada su casi inexistente dificultad. El ritmo tampoco ha decaído en ningún momento, discurriendo en un in crescendo de tensión que me ha erizado la piel (no es una forma de hablar, aunque tampoco es algo que sea difícil conseguir en mí), es varios puntos de la trama.

El juego lo conseguí de forma gratuita en la Epic Store, dentro de las promociones que realizan semanalmente. Fuera de esta ahora mismo se encuentra a 7,99 euros.