Esos días en los que apetece un cambio, pero sin pasarse

Cada vez son mas los días en los que apetece algo diferente, algún tipo de cambio aunque sea pequeño. Una nueva canción que traiga algo nuevo a lo escuchado hasta ahora, un nuevo lugar que no se parezca en nada a los visitados hasta el momento, alguna actividad que no se haya practicado anteriormente, conocer a una persona con pensamientos distintos a los habituales.change-12

Dicen que cada cinco años el ser humano necesita realizar un cambio importante en su vida. Yo, de actitud y mentalidad inquieta, quizás se me haga largo este tiempo, y aunque se podría decir que no voy mal de cambios hasta el momento, viéndolo con perspectiva quizás ninguno haya sido realmente importante, si lo tomamos desde el punto de vista de cambiar lo que hacemos en nuestro día a día.

A veces es necesario que te digan las cosas desde fuera para que admitas las verdades que uno no quiere aceptar. Siempre he luchado, seguramente condicionado por mi entorno, contra el estigma de dejar cambiar de tarea antes de terminarla. Mi interés saltaba rápidamente de una cosa a otra con solo aventurar como sería el final de lo que estaba haciendo, sin esperar a que llegase realmente.

Un día una amiga me dijo que le sorprendía el tiempo que llevaba con mi ex-pareja, ya que siempre había pensado que yo era de los que se cansaban rápidamente de las cosas, probablemente llegó a esta conclusión mientras evaluaba en su día si era inteligente mantener alguna relación conmigo mas allá de un siempre rollete, y a fe mía, que razón tenía.

No sé si se puede aplicar cansarse rápidamente de las cosas, con cansarse rápidamente de la pareja. Siempre he sido muy sentimental, y me resulta difícil pensar que uno se pueda aburrir de los sentimientos. Una relación tiene muchos estadios por los que pasar que suponen cambios importantes en si misma. Espero no estar negando lo que no quiero admitir, y la verdad sea que no esté hecho para pasar demasiado tiempo junto a la misma persona, pero quiero pensar que los lazos afectivos, y es más, el amor, es más importante que la necesidad de cambio y sensaciones nuevas, aun en las personas que tienen mayor necesidad de ellas.

A fin de cuentas, los lazos entre las personas o se rompen, o se hacen mas fuertes con el tiempo. Lazos que permiten al ser humano conectar con otros, y mitigar la insoportable levedad del ser, y su intrínseca soledad.

Así que voy a ver si encuentro algo nuevo y refrescante en el Spotify pero sin que sea tendencia en Radio3, descargo alguna película que no tenga nada que ver con la ciencia ficción o los superhéroes, y me hago Runner, Hipster o del Rayo Vallecano.

 

Actualización: Navegando por Spotify, descubro a Calle13, gracias a una tema que tienen junto a Silvio Rodríguez: Ojos Color Sol, y me paso un buen rato pensando en que playlist colocar la canción sin atreverme a crear una categoría nueva, quizás lo insoportable realmente no sea la levedad, si no la contradicción del ser.